Nuestras fiestas

Los tres principales eventos que marcan en el calendario anual de Balmaseda son la mejor definición de nuestro patrimonio cultural y origen.

Durante estos días, la Villa cuenta con una puesta en escena inigualable y las y los balmasedanos se vuelcan en las diferentes representaciones y actividades creando ambientes únicos que no te puedes perder.

Semana Santa

La tradición oral atribuye el origen de la representación del Vía Crucis a las peregrinaciones de carácter penitencial que se celebraron a lo largo del siglo XVI al Monte Kolitza, para rogar a San Roque que librase a la Villa de las pestes que la asolaron durante esa época.

Sin negar esta versión, el análisis que nos ofrece la historia y la documentación existente permite deducir que el Vía Crucis, nace en la segunda mitad del siglo XIX junto a las procesiones tradicionales; es decir: con pasos, para dar mayor veracidad a la representación de la Pasión de Jesús y evoluciona hasta la realidad actual.

Cada año durante la Semana Santa, bajo la organización de la Asociación Vía Crucis Viviente y con la colaboración de la Coral Kolitza, más de 650 personas recrean las últimas horas de Jesús de Nazaret.

Personas de Balmaseda que, siendo actores y actrices no profesionales, cuentan con una pasión más allá de lo profesional. El casco histórico se convierte durante esos días en escenario de época, el pueblo se une por la tradición y los sentimientos se notan a flor de piel.

Un espectáculo tan atractivo cita a miles de personas todos los años que, provenientes de lugares lejanos de nuestra geografía, se acercan para ver esta representación en Jueves y Viernes Santo. Pero la Pasión Viviente no es la única procesión que podemos encontrar en Balmaseda. Durante esos días, la Procesión de Los Pasos, la del Entierro y la del Silencio también forman parte de la Semana Santa balmasedana.

 

Además, el siguiente fin de semana se celebran la Procesión Infantil de La Magdalena y el Vía Crucis de Santo Domingo, en las que los personajes son encarnados por los niños y niñas de Balmaseda.

Actualmente, la Iglesia Convento Santa Clara alberga el Centro de Interpretación de la Pasión Viviente de Balmaseda. Cuenta con una exposición permanente que comprende vestimentas, pasos, objetos, imágenes y sonidos pertenecientes a la Representación que posibilita al visitante el poder conocer durante todo el año los diferentes aspectos del Vía Crucis Viviente. Visita la web

Mercado medieval

Con motivo de conmemorar el centenario de la Fundación de la Villa, cada año durante dos días de mayo, Balmaseda recupera el sabor de la más pura tradición medieval.

El primer día de mercado, más de 400 vecinos y vecinas de Balmaseda se visten con trajes de época para representar un hecho histórico del Medievo ocurrido en la Villa encartada.

Coloridos estandartes y pendones cuelgan de los balcones del casco histórico. Títeres, juglares, músicos, equilibristas y un sinfín de seres recorren las calles llenas de puestos de artesanos y artesanas que nos ofrecen una gran variedad de productos como caramelos, hierbas medicinales, perfumes o elaboraciones en madera y cuero.

Desde 1999 este Mercado Medieval atrae a una gran cantidad de personas de todas las procedencias y edades y se ha convertido en un auténtico hito de la oferta cultural del País Vasco.

La puesta en escena y cada uno de los personajes que participan en este mercado hacen que sea un fin de semana lleno de magia y sorpresas.

San Severino

Octubre es el mes en el que los balmasedanos y balmasedanas se preparan para su día grande. En honor a su patrón, el día 23 se celebra San Severino.

Desde jóvenes se crean grupos, compuestos tanto por cuadrillas como por familias, para preparar un exquisito guiso de alubias en la famosa putxera, un recipiente heredado de la tradición de la línea de ferrocarril Balmaseda-La Robla (León).

Se trata de una olla calentada con carbón vegetal que era utilizada por los antiguos maquinistas, guardafrenos y demás personal ferroviario, para cocinar en los largos trayectos de esta línea. Un perfecto ejemplo de lo que hoy en día llamamos Slow Food.

El día de San Severino se celebra el famoso Concurso Internacional de Putxeras, cuya primera edición data de 1971 y ha llegado a nuestros días con un imparable éxito entre los concursos culinarios nacionales con más calidad. Tanto es así, que incluso varios miembros del jurado cuentan con Estrella Michelín.

El pasado año 2017 se llevó a cabo la fundación de la Cofradía de la Putxera-Olla ferroviaria en Balmaseda. Un proyecto que busca impulsar, popularizar, atraer y agrupar fuerzas en torno a la putxera. Visita la web

Otros eventos de interés
Quema de Balmaseda 2019
La Encartada Moda 2019
Arroces del Mundo 2019
Udagoieneko Ostera 2020